Guisantes salteados.

Hoy, es uno de estos días, en los que ando liado, y para cuando me he dado cuenta, ya era la hora de comer. Me imagino que esto os pasara a muchos de vosotros, y diréis: “es que no tengo tiempo para hacer unas legumbres, o cocer unas verduras…” pues, a tirar de guisante congelado. Son la caña, y no cuesta hacerlos 10 minutos. Así podemos hacer una “comida-nutrición” sin tener que tirar de esa comida precocinada o comida para “solteros” (una broma) que es como suelo llamarla yo y que no suele ser muy saludable.
Vamos al lio.

Se pica un ajo bien fino y se añade una cucharada de aceite oliva virgen en una sartén.

la foto 1

Se deja dorar el ajo, momento en el que añadimos los guisantes congelados. (250gr-300gr por persona) Directamente sacados del congelador, a la sartén, se saltean un poco.

la foto 4

Se añade una cucharada de harina.

la foto 88

Se remueven los guisantes con la harina, para evitar grumos.

Se añade agua hasta cubrir y se dejan cocer 5 minutos

la foto 39

Se añade sal, pimienta, pimentón….

la foto 58

Y listo! A Comer! Yo esto lo voy a acompañar con un filete a la plancha. Me diréis que no es algo rápido de hacer. Más rápido que meter una pizza precocinada al horno! Y están buenísimos. En el “comer-placer” esta receta se puede mejorar bastante, con un buen sofrito de cebolla-ajo, haciendo como en el paso 1, un poquito de tomate frito, pimentón y jamón… pero claro, esto ya no sería un “comer-nutrición” así que ale! A comer!!

Pd: Otra cosa que me gusta mucho hacer en el “comer-nutrición” es añadir poca sal a los alimentos, quizá es mejor, añadir pimientas, pimentón, hierbas aromáticas… para dar sabor a los alimentos sin abusar de la sal. Que como ya sabéis, la sal y la retención de líquidos van de la mano. Un saludo. On egin!