Quisiera escribir mas a menudo en el blog, pero el poco tiempo, las ganas y demás no me lo permiten.

Me alegra mucho ver a gente que me para por la calle y me da ánimos para seguir con esta aventura del maratón… Como les suelo decir esto es una “chorrada” puesto que son cientos de miles de personas los que corren un maratón al menos una vez en su vida y consiguen terminarlo. Pero he de reconocer que esto se esta convirtiendo en una cuesta arriba, es muy fácil salir a correr cuando se esta emocionalmente pleno, y la vida te “sopla” a favor, pero cuando las cosas se tuercen y la vida te “sopla de cara” hay que buscar en lo mas hondo de tu alma para sacar fuerzas. Pero… ¿no estamos para eso?, “solo los peces muertos siguen la corriente del río” ¿Y si la vida se tuerce? te sabrá mejor la gloria de conseguir los logros. Cual salmón que da la vida por sus sueños, por desovar otra generación de su sangre. Salmón que no se rinde y que sabe que la meta esta en lo alto del río. Así debemos de pensar.

gracias1111

Muchas veces pienso que sentiré cuando cruce la meta. Todas las respuestas tienen el mismo final. Llorare, se que llorare, puesto que ese día solo se recogen los frutos de meses de entrenamiento, de meses de sufrimiento físico y mental. Me entristeceré, como me ha pasado otras veces que he corrido y he preparado una carrera. Ver como se termina una etapa que creíste inalcanzable, que marcaste en el calendario meses atrás, que habrá llegado a su fin y pensare: ¿Tanto esfuerzo para esto? para un día, unas horas… pero se que no es la carrera lo que me importara, ni el resultado… Es el echar la mirada a estos meses y saber que todos mis problemas se esfumaron, que he sido un Ave Fenix que he resurgido de nuevo, que supere todos mis problemas. Cruzare la meta, mirare al destino y le diré: “ponmelo mas difícil” porque esta vez he vuelto a ganar.

17358_llorar_no_significa_ser_debil

El lunes hice mi primera Tirada larga “seria” ya empiezo con rodajes que jamas pensé que hubiera alcanzado… 25km, para mi es una locura. Me hizo especial ilusión ver como sin darme cuenta, me centre como si de una carrera se tratase. Me desperté, no hable con nadie, desayune y me vestí, no hubo música, ni tv, ni nada que me distrajera, fue cuando empece a correr cuando me di cuenta lo que había pasado por mi mente. Concentración pura y dura. Jamas me había pasado esto, si que me tomo enserio los entrenamientos, y me digo una y otra vez que esto no es una “pachanga” que esto es algo serio. Pero así, sin mas, levantarme y ser un robot jamas me había pasado. Hice una muy buena tirada, una media de 4:39min/km que para mi es una salvajada. Acabe el entrenamiento con una sonrisa de felicidad impresionante, no hacia mas que repetirme, Bien chaval, muy bien, enorme… y me reía cada vez mas, la endorfinas es lo que tienen. Pero llego el día siguiente…. y vino el lado poco amable de este deporte… El hombre del mazo.

Triunfar

Martes, día de cuestas. ¡Puerto Vitoria haya voy! hago un pequeño calentamiento en el parque del El Prado y encamino Pto. Vitoria… algo fallaba en mi cuerpo, no era capaz de subir las pulsaciones, el ritmo era bueno, pero las pulsaciones las llevaba bajas… estaba un poco mosqueado, hago una primera cuesta y todo Ok. Hago una segunda cuesta y en mitad del proceso… zas!. “Hola hombre del mazo” le digo; me voy a mi casa, que no puedo con mi alma. Comienzo a desandar la cuesta mas bien jodido, pero dentro de mi mente hay algo que me dice ¿¿Así sin mas?? ¿Te duchas y te vas para casa? Y el poco orgullo que me queda, me dijo, ¿abandonar? un Urbina (mi padre siempre uso mi apellido para motivarme al igual que mi tío.) nunca abandona. Me di media vuelta y dije, esto lo acabo, si o si. Y conseguí terminar el entrenamiento. FUNDIDO. No me podía ni mover y no estaba feliz… estaba mosqueado. Y ¿sabéis porque lo estaba? porque antes de entrenar, antes de salir a correr. Me cuestione. Me dije, después de la soba de ayer, no vas a poder ni moverte. No creí en mi y es lo que mas me dolió. Abandone porque no me mentalice, porque no visualice lo que iba a hacer… cuando una persona deja de creer en si misma es cuando fracasa. Me la suda mucho que la gente no crea en mi, porque soy yo y solo yo el que tiene que creer en mi. De esta conclusión, de esta lectura positiva me doy cuenta el miércoles.

1343609597_897906_1343609697_noticia_normal

Mientras hacia Frartleck (carrera continua con cambios de ritmo fuertes y suaves) pensé en lo ocurrido el día anterior y me felicite, por lo mencionado anteriormente. Esto no es solo entrenar la velocidad, la resistencia…. este deporte es muy de “coco”. Y cuando un entrenamiento se convierte en un infierno, físicamente igual no estamos mas que forzando y exponiendonos a una lesión, pero emocionalmente es un gran entrenamiento, saber que aun pasándolas putas, sacaste coraje, valor y conseguiste terminar. Te prepara para sufrir, te hace duro y como mentalmente te conviertas en un muro… eres imparable. Cuantos deportistas de elite con físicos impresionantes no han podido alcanzar sus sueños porque ¿la mente les ha frenado? yo conozco algún caso…

frustración (1)

Tocan series, Miércoles tarde. Parque de el Pardo. Empiezo a calentar, me toca hacer 5 series de 2000metros cada una, esta vez estoy mentalizado. Hago la primera serie a toda pastilla, parece que vuelo en vez de correr todo es fantástico. Recupero dos minutos y salgo con hambre a por la segunda serie cuando de repente, noto un pinchazo en el abdomen. Flato, puto flato… hacia meses que no tenia flato. pero me toco, y me acorde de Eneko Llanos, deje soñar mi mente y pensé que era yo el que corría en Kona… Luego me visualice el día de la maratón a mi, con flato, y me dije no te puedes rendir, tienes que seguir… y conseguí terminar la segunda serie, los tiempos de las otras tres series no están dentro de parámetros, pero conseguí terminarlas…

Como veis esto es duro, esto no es salir a trotar con los colegas y luego echarse unas risas. Esto empieza a adquirir una nueva dimensión para mi. Jamas pensé que años atrás iba estar yo tan enchufado con este deporte. Mis tiempos seguirán siendo de risa, Muchos de los que leáis esto me adelantareis sin esfuerzo, pero como digo siempre, no corro para impresionar a nadie, ni para pulverizar un récord. Corro para mi. #corroporti