Bueno la entrega de esta semana. mi sensación es que estoy como un jabalí, y eso me motiva. ahora os explicare el porque. 

 

El lunes hice la tirada larga que me tocaba, los 25km de rigor a una media de unos 4:40 y 160ppm max (pulsaciones por minuto) pero de lo que marcaba el planning a lo que luego salió… Ha sido sin duda la tirada larga que mas me ha costado emocionalmente. De piernas y cardio iba bien. Pero ver como el viento te sopla de frente y ver que estas haciendo el km a 5:35/6:00 con las pulsaciones a 170ppm rápidamente… Desmotiva y mucho. Al menos a mi. Pero como he dicho muchas veces esto es uno de los mejores entrenamientos, el mental. Esto también hay que entrenarlo. Al final salvé bastante los muebles y no se me fue mucho la media… a 4:50min/km

 Imagen

El martes me tocaban cuestas, pero esta vez me las salte, quería correr. Esto no se si es muy ético en cuanto a entrenamiento serio. Pero de vez en cuando hay que saltarse el planning y hacer lo que te sale de dentro. Como no se muy bien como voy a correr la media, en que tiempos voy a estar… me dije:  “hoy corre como si me persiguieran los famosos fantasmas”  (de mi anterior post) y como tenia mucha rabia dentro de mi, y sabemos que el correr como terapia funciona pensé en correr 7km a todo lo que me de la caja y las piernas. Me quede relajado,… muy relajado, fue un entrenamiento muy duro. Los 7km los hice en 27:58 una media de 3:59 y !FLIPE! no me lo podía creer. Hace unos meses bajar de 4:30 me parecía un imposible,  esta vez he conseguido bajar de 4:00 así que me duche y me quede toda la tarde sacando pecho. Estaba muy hinchado, las cosas como son.

 Imagen

Si preguntáis el de la foto no soy yo… estoy ahí, ahí pero no, no soy yo. jajaj

El miércoles descanse. No me tocaba descansar, pero lo hice. Creo que empiezo a escuchar lo que me dice mi cuerpo. Y esto también funciona y hay que pillarle el truco, porque del “descanso” a la “zanganería” hay una linea muy fina. 

 

Y llego el jueves. Hoy tocaban las series, 5×2000 a 4:00/4:10 de media. Hoy tras ver lo del martes, he empezado crecido, he creído en mi y me he visualizado haciendo las series sin sufrir y ha funcionado. La verdad es que las dos ultimas me han costado, pero para eso son las series. Tampoco vamos a ser ahora Superman. Todas han sido entre 3:59 y 4:02. Las recuperaciones entre serie y serie han sido muy satisfactorias, enseguida he bajado a 120/110ppm y eso es otro aspecto en el que he mejorado mucho. De siempre he tenido una gran recuperación pero meses atrás, mi estado de forma era bueno pero no optimo, a base de hacer entrenamiento especifico con pulsaciones he mejorado muchísimo. Y es otro aspecto que no se como afectara físicamente, pero es un detalle que he notado. Acabo de darme cuenta que he escrito mi estado de forma era bueno pero no optimo, jejej que flipi soy a veces, de aquí a unos meses mas espero, que mi estado (por el de hoy) sea bueno y el de entonces sea optimo, no se si explico. Hay mucho margen de mejora todavía. Por cierto a mi las series me gusta terminarlas fuerte. me explico: empezar a un 80% de la velocidad/ritmo deseado y acabar al 110% no se si están bien efectuadas técnicamente pero a mi me motiva hacerlas así. Lo explico con un ejemplo para que me entendáis mejor:

 

Si son de 2000 metros, hago el primer km a una media de 4:05/4:10Km/min y el segundo intento hacerlo a una media de 3:55km/min. Así me obligo a esforzarme mas hasta el final para redondear la media y dejarla en 4:00. El porque de esto, porque es muy fácil correr el primer km a 3:40 cuando se esta fresco y luego seguir dejándote llevar, especulando, el resto de la serie hasta dejarla en 4:00 de media. Un truco para llegar fuerte hasta el final. 

 

La pregunta de esta semana a falta de los dos días que me quedan de entreno para finiquitarla es…. ¿Me habrá ayudado el viento, puto viento, del lunes a mejorar? Entonces la conclusión final es… Sal a entrenar, a correr, cuando llueva, cuando haga frío, cuando haga viento…, todo, todo, TODO suma en este deporte. Todo lo que te rodea te aporta algo positivo, como en la vida, los problemas están para superarlos y aprender de ellos para no volver a repetirlos.