Como cada lunes toca tirada larga. Me despierto, abro los ojos miro al techo, muevo un poco una pierna y… no hay dolor, muevo la otra y… no hay dolor!! Bien!! ya empiezo com optimismo el día. Me incorporo de la cama, me pongo de pies y sigue sin haber dolor, los dos pasos que en ocasiones son castigos por ese calambre que dan desde el talón hasta la nuca no aparecen. Esto que os cuento, a muchos os parecerá una exageración, pero si eres de los que trabajáis como yo todo el día de pie, sabéis de que hablo y si a eso le sumamos los entrenamientos… el dolor de piernas es durante todo el día. Aprendes a convivir con el. Pero el arrancar los dos primeros pasos de rigor pueden ser un poco desagradables.

 

Me visto y comienzo a correr en ayunas como la vez anterior, pero hoy me noto muy fresco. Y se el porque. He dormido bien, llevo un mes penosos, en el que dormir se esta convirtiendo en un problema, pero bueno, poco a poco conseguiré estabilizar el sueño. Tengo una enfermedad del sueño, se llama narcolepsia. Algún día os escribiré sobre ella, y os la presentare como se merece. Por suerte lo llevo bien. Empiezo a correr y enseguida estabilizo las pulsaciones, pero estoy con la cabeza agazapada, al final esto del ayuno es experimental para mi y no se como se puede presentar la tirada. 

 

Me centro en la música, me encanta escuchar música. Normalmente asocio canciones a recuerdos, sentimientos, momentos, y me encanta volver a escucharlas. Me motivan y me transportan en el tiempo a momentos que me gustaría volver a vivir pero que solo quedan en el recuerdo. Me gustan todo tipo de estilos, excepto el flamenco que no le pillo el punto, pero entiendo que es música sacada del sentimiento. Normalmente pongo el ipod en estilo aleatorio y lo que salga y si me aburre a pasar de canción. Aunque hoy han sonado tres de mis preferidas. Por no aburriros no voy a enlazar las canciones que suelo compartir en Twitter de Metallica, Foo Figthers, System of a dowm… Ultimamente escucho mas canciones de Rock que de House, será que necesito sacar mas mi vena “heavy”.

 Suena esta canción y sin darme cuenta miro el reloj, los 10 primeros kilómetros ya están hechos y no me ha costado nada hacerlos, estoy bien, no hay hombre del mazo ni pájaras ni nada. Así que estoy feliz y me exijo un poco mas, subo 5 pulsaciones mas, estoy trabajando a 160ppm de media que entra dentro de los parámetros de entreno pero estoy justo en el limite. Y con ello subo un poco mas la velocidad. de momento llevo una media de 4:30min/km….

Suena otra canción que me gusta mucho. Me hace viajar a los caseríos, a las montañas me aleja de la ciudad, me acerca a una época donde mis abuelos eran jóvenes, me identifica con lo que soy y con lo que me rodea. Al final son los instrumentos y los bailes de nuestros antepasados. Cierro los ojos y me doy un “tour” por todos los rincones de Vitoria, de Alava, me dejo llevar hasta la costa vasca… Por mi mente pasa un desfile de todas la cosas sorprendentes que tenemos en esta tierra. Parece un video promocional de “Euskadi Saboréala” pero este es mas intenso, es mas mío. Como siempre digo “Enamorado estoy de donde soy.” Vuelvo de mi viaje, miro el reloj y veo que ya solo me quedan 8 kilómetros. Estoy ahora mismo subiendo hacia Alto Armentia, es una cuesta de un kilometro y pico desde la Mercedes, que repica para arriba y en la que suelo bajar bastante la media, pero hoy sorprendentemente voy sobrado. Me siento muy fuerte y mis piernas no quieren mas que kilómetros. Mi cerebro segrega mas endorfinas y me “Vengo arriba” suena Mando Diao “Dance with somebody” me encanta esta canción, (el organillo te puede echar para atrás a la hora de oír la canción, lo admito, pero ahora mismo si me quitan el organillo de la canción perdería todo su encanto, jajjaj por cierto me encanta este grupo) 

Termina la canción y empieza la cuesta abajo, me digo “esto esta chupado, en ayuno y vas ha hacer el mejor tiempo hasta ahora en las tiradas de 25km” sonrío y empiezo a bajar fuerte, sin quererlo me pongo a 175ppm y me digo, frena!! sigo corriendo muy contento cuando…. ¡Txan-txan! viene el hombre del mazo. Hay dios, mi cuerpo se queda sin energía, 5km para terminar y me quedo vacío de repente, esta vez no ha sido una vela que se apaga lentamente…. Esta vez a sido un bate de béisbol en la nuca. Pasa un kilometro y empiezo a tener frío, sigo, empiezo a salivar, voy 5min/km y me parece que voy a 7, no hay vitalidad ninguna. Ya no hay música, ni alegría, ni nada. Solo estoy yo, con frío, mi cerebro dando ordenes a mis piernas…. soy un actor de Walking dead… un zombie korrikalari… consigo terminar el entreno. Feliz por haberlo terminado, cansado muy cansado, duchita de agua hirviendo y sopa de cocido capaz de resucitar a Jesucristo al tercer día, hecha por mi padre y servida por mi madre. Esto es el mejor restaurante del mundo!! me río yo de las estrellitas Miguelin. Resucito. Ahora toca es Squash de la tarde… a ver que me depara. Por cierto. Si llegáis hasta el final a la hora de leer estas chapas, tendré que dar algún premio al “lector fiel” o algo así. GRACIAS A TODOS!!