Como ya tengo algo más de tiempo, puedo dedicarme a escribir la crónica de la San Silvestre, que vaya semanitas de trabajo…

 

La verdad es que todavía sigo asombrado con el resultado final. Nunca creí que podría bajar de 4min/km en cualquier carrera corta. Pero después de mucho sacrificio lo conseguí. El tiempo final fue 28:04 y un ritmo medio de 3:56min/km que está muy cerca del 4, pero bueno… jajaaj

 

Agradecer en este caso otra vez a Josemi su ayuda, (vais a decir que soy un pesado, pero es así)

 

Salimos muy bien colocados, cuando me quise dar cuenta estaba con un grupito en “cabeza de carrera” lo pongo entrecomillado porque obviamente hay dos carreras, las de Iván Fernández, Eneko, Martin, Laura, Calderón… un largo ETC. A los que llamo “extraterrestres” y otra que es la de los “terrícolas”. Me pegue a Josemi, donde pisaba el, pisaba yo, fui su sombra al comienzo, los dos primeros kilómetros. El primer km lo hicimos a 4:04 y la verdad es que me costaba respirar, estaba muy agobiado, creo que me quede frio antes de comenzar la carrera y no iba cómodo. Llegamos a nuestra calle favorita, la calle Maite Zúñiga (modo ironía On) la odiamos un poquito, a mi es una calle que se me hace larga y pesada, pero bueno es lo que hay. Pregunte a Josemi que ritmo llevábamos, me contesto: 3:47min/km. ¿¿¿¿¿¿??????? Esa fue mi cara de póker. Jamás había corrido así, ni haciendo series. Me dije: “gordito” vas a reventar en el km 3 como sigas así… De repente vi a Paco, un krak, un Ironman delante mío, me motivo.

 

 

El km 3 lo hice a 3:54, Josemi ya se me empezaba a marchar poco a poco, lo tenía cerca, pero me empezaba a meter segundos. Pasamos por la calle los Herrán, llegamos a la altura de la estación de autobuses, y hay estaba la cuadrilla animando, Ya estaba bastante descojonado, pero ya sabéis como funciona esto, la gente animando motiva mucho y cuando son tus amigos tiras de corazón. Acelere un poco más y el km 5 lo hice a 3:51, 6 segundos más rápido que el km 4. Encaramos la plaza Bilbao, es un pequeño repecho y lo note, pero ya estas dentro de la ciudad. Las calles están llenas de gente, de vez en cuando oía algún “Urbina”, la verdad es que me quedé asombrado, con la cantidad de gente que me animo por el nombre. A muchos les identifique por la voz, a otro no. GRACIAS A TODOS. Llegue a la calle Francia casi sin enterarme, antes había visto animar a la cuadrilla de mis aitas, y un poco más tarde a Zuriñe, que siempre me pilla con la cámara, no sé cómo lo hace…

 

como no, haciendo el tonto…

Imagen

 

Josemi ya se ha marchado del todo, miro hacia delante y no veo mucha gente, voy más o menos solo, y relativamente delante. Estoy pletórico, no miro el reloj, disfruto como un enano. Encaro la calle Portal del Rey y ni me entero que hay cuesta, empujo, lo doy todo, es sprint final, giro a la altura de correos, saludo a Aran, otra foto, ya está, 100metros… cruzo la meta. Paro el tiempo. 28:04!!! Hay esta Josemi, acaba de llegar, 30/40 segundos antes que yo. Nos abrazamos. Nos felicitamos. Ha sido un carrerón. Jamás pensé que podría hacer esto. Fui donde mis padres a por la ropa de abrigo, por sus caras, creo que estaban felices, me emocione. Hace 4 años, en la misma carrera, en la misma fecha, con mis 100kg de peso, casi no la pude terminar. Hoy estoy con los de “delante”. No sé el puesto en el que llegue, sinceramente me da igual. Pero entiendo que esto es una carrera, popular, y hay muchas formas de correrla, disfrazado, en familia, competir contra ti mismo, o la cuadrilla. Algo debería de cambiar, Además del recorrido. Que este año hasta el km 4 estas por las afueras de vitoria. Esto es reflexión para la organización. Que somos muchos los que opinamos igual. Gracias a todos. #corroporti