Pues ya ha pasado una semana de mi primer maratón, y creo que es hora de escribir la entrada al blog. Agradecer desde aquí a El correo y a Aitor Alonso permitirme “colaborar” con esa entrada. Que gracias a ellos se convirtió en un precioso broche final a una etapa.

 

Imagen

Sobre la carrera no puedo describir mucho más, simplemente que fue muchísimo mejor de lo que me esperaba. Aun no haciendo el tiempo que quería hacer, aquel tiempo que sueñas hacer cuando te crees que eres una “maquina”. Quería hacer un tiempo de 3:10 o 3:08 en los mejores pensamientos, pero claro, hablamos de un maratón. Al final los kilómetros te ponen en tu lugar y nivel, quizá por esto me gusta tanto correr. Aquí no hay muchas ayudas, y la suerte es un factor con un % más bajo que en el resto de deportes… Aun haciendo 3hors 15 minutos y algunos segundos estoy muy feliz. Es ahora cuando me empiezo a dar cuenta que ha sido un tiempazo. Muchos de los corredores habituales de maratones me lo han dicho, que para ser mi primer maratón me puedo dar con un canto en los dientes, yo la verdad es que como novel en este deporte no puedo tener una visión real de mi tiempo. Yo solo estoy contento por haber terminado. Ese es el verdadero objetivo cuando haces algo por primera vez.

 

Imagen

Tras una semana en la que me he dedicado a nadar un poquito para soltar pierna y andar un poco en bici, me encuentro al 100% recuperado o esa sensación tengo. Ya que tampoco he sufrido mucho de piernas esta semana, eso es otro de los éxitos de un buen entrenamiento y una buena alimentación.
¿Qué siento después de terminar mi primer maratón? Pues… No lo sé, la verdad. El domingo, lunes, hasta el martes quizá estaba muy emocionado, muy contento, ahora ya están pasados los efectos secundarios. Vuelves a la realidad, por así decirlo. Y otra vez a la rutina de entrenos, pensando en el siguiente reto. El viernes volví a trotar y mis piernas estaban raras, eso sí que es cierto, no estaban duras, ni cargadas, ni nada, estaban raras, no sé cómo describir esa sensación. Corría con mucha cadencia, como termine la maratón esos últimos kilómetros en los que se me subían las bolas. Y tenía que pensar: “Asier, quieres correr bien, que no te duele nada…” ajajaj e
Ya estoy centrado en mi próximo reto, que sepáis que esto no ha hecho más que ¡¡¡Empezar!!! Agradecer el apoyo de todos, que está siendo increíble. Así todo es más fácil. Un abrazo #corroporti #jabalí

 

Imagen